h1

La naranja mecánica (Clockwork orange)

diciembre 22, 2008

Hace algún tiempo que vi esta película de Stanley Kubrik que hoy me gustaría comentar. (Contiene algún que otro detalle de la trama)

Trata de una banda de practicantes de ultra-violencia. Pelean, agreden, maltratan, insultan… todo por placer y diversión, como si fuera un juego. En unos de esos actos el lider de la banda es traicionado por sus “drugos” y desafortunadamente se convierte en asesino involuntariamente. En su estancia en prisión, decide someterse a un tratamiento: “Ludovico”. Éste le hará despreciar todo mal y sólo hacer lo que es considerado como buena acción. De este modo, al ser puesto en libertad, no encaja en la sociedad que dejó antes de su internamiento.

El tratamiento Ludovico consiste en inducir sentimientos positivos (placenteros) o negativos (dolor y asco) mienras se visualizan una serie de videos coordinados con los sentimientos que se deberían sentir. De este modo supuestamente sería mucho más sencillo reducir la tasa de crimen. No obstante, este método podrá llevar a considerar como criminal a cualquier disidente de una doctrina. Este poder sería una horrible manera de conseguir escavos morales que compartan una misma opinión sobre sobre los mismos temas. De momento contamos con ludovicos menos intensos como la propaganda, la publicidad, las subjetividades informativas, las opiniones de expertos… ¿O no son tan inofensivos? ¿Cómo podría juzgarlo objetivamente si soy víctima de sus influjos?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: