Archive for the ‘Filosofía’ Category

h1

El mundo de sofia

febrero 25, 2009

Hace un par de semanas estuve hojeando este libro. Trata varios temas de filosofía, algunos básicos y otros un poco más complejos, pero a modo de narración.

Según la wikipedia:

El mundo de Sofía (1991) es la novela más conocida escrita por el noruego Jostein Gaarder. Se convirtió en un auténticobestseller, no sólo en Europa sino también en todo el mundo, siendo traducida a más de quince idiomas. Usando como pretexto una trama novelesca, el autor hace una guía básica sobre la filosofía occidental. Esta novela luego fue hecha película (también llamada El mundo de sofía) en 1999 dirigida por Erik Gustavson, también noruego.

Les aconsejo que le hechen un vistacillo y me comenten que les parece.

Un saludo.

iRoN

Anuncios
h1

Libre albedrío.

diciembre 16, 2008

Ahora mismo estoy escribiendo este post. Sin embargo, ¿hubiera tenido la oportunidad de hacer otra cosa? Quiero decir, Antes de ponerme a escribir, podía haber comenzado cualquier acción. Sin embargo algo ha hecho que me decida por ésta. Hay quienes llaman a este impulso la Voluntad y a este poder la Libertad. Dos conceptos bastante abstractos que en mi opinión no dejan de ser eso, conceptos. Ahora mismo no sé si soy libre puesto que no sé si hubiera podido elegir otro curso de acción si me hubiera sentado en el escritorio antes de abrir el blog. Habrá quién piense que si pudiera volver al pasado y volver al estado anterior al actual, tendría plena capacidad de elegir cualquier curs de acción, es decir, podría no haberme puesto a escribir este blog.  Sin embargo considero que esto sería posible si yo hubiera conservado la memoria al viajar al pasado ya que de lo contrario estaría en la misma situación inicial. Pues bien, para empezar me gustaría analizar estos dos casos:

En el caso de que hubiera podido viajar al pasado para poder vlver a elegir una acción manteniendo mi memoia intacta, no estaría vianando realmente al pasado sino que seguiría avanzando en mi futuro y la acción realizada previamente seguiría siendo la misma, aunque al volver atrás realizara otra. En este caso, considero posible que se hubiera podido comenzar a hacer algo diferente a escribir este post, ya que sabría qué acción habría ejecutado anteriormente y, tal vez por desgana o por desafiar al destino hubiese cambiado ese pasado ( que se encuentra en mi futuro ). En este caso, como se puede observar ha habido un motivo por el cual cambié mi manera de actuar en el pasado.

Si observamos ahora el caso de un viaje al inicio de mi acción de escribir sin que se mantenga la memoria de lo vivido después de la decisión la cosa cambia. Nos encontramos ante un nuevo intento de elección en el que mi estado sería el mismo que en el momento de la primera decisión. (Supóngase que es el mismo estado). En ese caso, si el estado es el mismo a la hora de realizar esa acción ¿Qué es lo que nos empuja a decidirnos por una cosa o por otra?. Aquí entran filósofos, pensadores y hasta informáticos para hablarnos de la voluntad. Sin ánimos de rebatir nada, si la voluntad nos permie tomar decisiones diferentes al encontrarnos ante situaciones totalmente idénticas y en estados totalmente idénticos. Eso significa que la voluntad no depende de elementos materiales  ( Todavía no consideremos la T.Cuántica) porque nuestro mundo físico debería responder de igual manera ante los mismos estímulos. Al menos eso pensaba Albert con su famoso “Dios no juega a los dados”. En situaciones idénticas la siguiente situación está ya determinada puesto que no debería haber diferencias entre un estado idéntico y otro estado idéntico. ¿Es de cajón no? Pues no. Porque si fuéramos realmente libres esos estados idénticos no serían idénticos. Un ejemplo: Si vemos la película de Titanic, el barco choca con un iceberg y se hunde. Si la rebobinamos y lo volvemos a ver sigue hundiéndose. Y si la vemos otra y otra vez sigue chocando y hundiéndose. Pues bien, si nuestra vida se pudiese considerar una película (consideración ya hecha por los de las experiencias cercanas a la muerte) al rebobinar y volver a darle al play las cosas deberían ser distintas ya que tenemos voluntad. Es como si al rebobinar la peli de titanic, al final el barco no se hunde sino que salta al bloque de hielo.

matrix

 

Ahora considerando la cuántica. Vale, es cierto que es posible que Dios si jugase a los dados. Que no hubiera manera de precisar exáctamente un estado. Según la teoría cuántica, más concrétamente, el famoso teorema de Heisenberg no podemos fijar al electrón en nuestra consideración de estado puesto que cuanto más preciemos su posición, menos conoceremos su momento lineal (velocidad). Así que según esto podremos hacer la suposición de dos estados idénticos, sin embargo si conseguimos llegar a esto, no conoceremos nada del futuro inmediatamente posterior. Conocemos el lugar del electrón pero no sabemos lo que hará después. De hecho estarán todas las posibilidades de acción abiertas. Es decir, podría desaparecer y aparecer en la Luna al instante siguiente. Así pues, la cuántica nos dice que todo es posible, qué maravilla.

Vale, ahora que me he montado mi película y me la he desarmado yo solito vamos a dar el siguiente y último paso. Que mañana tengo clase y no habrá quien me levante. Si, a una semana de Navidad y madrugando. El último paso es que la teoría cuántica tan maravillósamente espectacular trabaja a nivel atómico y subatómico. Lo que viene a decir que las probabílidades de que se puedan aplicar al mundo de nuestro tamaño son del orden de 10^-34, o lo que es lo mismo: 0.0000000000000000000000000000000001% de probabilidades de que se puedan aplicar estas suposiciones a nuestro mundo de gigantes. Así que, por el momento dejaré de pelearme con la libertad, a la que sigo considerando inexistente y espero que mi genética y mi condicionamiento consigan que continúe este post.

aR@Ba

h1

Tus peores pesadillas (Hoy Aliens)

diciembre 9, 2008

“No hay nada peor en la vida que perderla por miedo a vivirla.”

Los alienígenas o  “little green men” según algunos, ¿estarán ahí arriba (o abajo) observándonos? ¿Volveremos a recibir otra punzada en nuestro orgullo de liderazgo como especie? Recordemos que al principio de los tiempos ( si es que algo relativo se puede empezar a contar) El Ser Humano, fue creado por por una inteligencia divina y puesto en la cima del poder sobre el resto de la vida en este Planeta. Poco a poco se nos fueron arrebatando esos privilegios: dejamos de ser el centro del Sistema solar. Nos situamos perdidos en la inmensidad del océano negro del universo. Nuestros antecesores son monos. Estamos condicionados por la genética. Nuestra parte consciente es minúscula comparada con el subsconsciente. Nuestra mente elige por nosotros dejándonos sin libertad de decisión… prácticamente no somos nada. Qué caida tan grande.  Y ahora encima quieren quitarnos el liderazgo de nuestro planeta. ¿Puede ser esta la causa del temor a otro tipo de vida inteligente? ¿O tal vez es simplemente miedo a lo desconocido?

ovni

¿Y si esa inteligencia primigénia hubiese sido diréctamente la que tememos encontrar? ¿Y si Dios realmente existe? ¿Y si realmente somos una mera creación divina? Ahora para que la Biblia esté basada en hechos reales…

aR@Ba

h1

Tus peores pesadillas. (Hoy zombies)

diciembre 8, 2008

Muchas de las películas del género de terror (o más bien, generación de asco) tienen como protagonistas a estos personajes en estado de semiputrefacción, reducidos a sus instintos más primitivos,  que corren por las ciudades o laboratorios en ruinas en busca de alimento que casualmente es la carne de los no-zombies.  Este es el tema que me gustaría comentar hoy.

En la era prehollywoodiana, un zombi (o zombie) era aquella persona que era intoxicada con veneno casi letal como el del pez globo (tetrodotoxina) de modo que después de enterrarla, el  que practicó esté rito vudú la desentierra y le sana obligándole a servirle como esclavo. Sin embargo ahora conocemos como zombies a ese gran grupo de trozos de carne sin cerebro corriendo en busca de la satisfacción de sus instintos más primarios. Al menos esta es la versión que se puede observar en algunos títulos como “28 días después” y su segunda parte “28 semanas después”, en “Resident Evil” y en casi todas estas: –pelis de zombies-. Como no sé a qué definición ceñirme me quedaré con que la mezcla de las dos:

[Como zombie se conoce a al fenómeno por el cual un chamán envenena a un gran sector de la población para que no piensen por si mismos sino que sean reducidos a sus funciones más básicas e instintivas y cuando estén en ese estado, ofrecerles diversos productos con los que poder sanarse para que estos zombies sirvan al chamán como esclavos.]

Qué miedo, menos más que estas cosas sólo pasan en las películas.

… … … …

aleksi_zombies_boxcover600_600

¿Alguien puede imaginarse que una persona sea capaz de crear un producto que vuelva a las personas irracionales, que éstas dependan de ese producto y que sean capaces de cualquier cosa por conseguirla?  Hay más drogas de las que nos imaginamos. Y ahora que llegan las Navidades habrá quién sepa de lo que hablo. ($)

aR@Ba.

h1

La fantasía oscura.

noviembre 25, 2008

Como seres humanos, estamos inmersos y a la vez conformamos una gigantesca red mundial (Sí, como el www). Esta red es consistente gracias al pegamento que une cada minúsculo componente. Este pegamento es la relación entre individuos y en la mayoría de los casos es la comunicación.

Si consideramos a dos individuos próximos de la red, podemos concretar esta comunicación como la expresión oral o escrita, los gestos, las referencias externas. En esta comunicación se obtiene el máximo rendimiento en cuanto a flujo de información gracias al mayor número de parámetros que intervienen. Además, la atención del receptor se centra en el emisor y viceversa.

Si consideramos un grupo más amplio, como una familia o una reunión de amigos, los canales comunicativos suelen coincidir con la comunicación entre dos personas, con la restricción de que el receptor debe segregar su atención para repartirla entre los emisores. Esto disminuye la calidad de la comunicación pero favorece, en cierto modo, la selección (voluntaria o no) de la información que se recibe.

Por ejemplo: “Mi padre está viendo en el salón un documental de vida salvaje. Mientras, en la habitación contigua mi madre y mi hermana están hablando sobre el clima. Yo tengo la libertad* de acercarme a mi padre para prepararme a recibir información relacionada con el documental o de acercarme a la otra habitación para informarme sobre el clima. (La veracidad o credibilidad de la información que extraiga de cada conversación no tiene importancia en cuanto a que no es la búsqueda de la verdad lo que quiero tratar en este post).”

Extrapolemonos a terminos macroscópicos y tratemos de ver la red mundial como conjunto de redes comunitarias que a su vez están conformadas por parejas de emisores-receptores de información (suponiendo que sólo se puede atender a una conversación a la vez, hipótesis que cada vez apoyo menos). Si seguimos el modelo teórico, la red social mundial sería caótica ( sin alusiones negativas, sino positivas), es decir, cada miembro sólo emitiría información obtenida por dos medios: la propia experiencia o la obtenida gracias a otro emisor.

Si así funcionara la realidad, cada persona sería un mundo en cuanto a que, si no conociéramos su entorno, esa persona podría haber sido influenciada por cualquier información y, por tanto haberse forjado un carácter totalmente imprevisto: me baso en el supuesto de que de una persona que no haya conocido la violencia o la mentira no se puede esperar comportamiento violento o que diga mentiras. Además, como supuse en el caso de comunidades sociales (familia, amigos…) la información puede, en cierto modo, seleccionarse. Así pues, esa persona además de haber recibido un condicionamiento casi aleatorio, podría tener una mayor disponibilidad de información que le resultase interesante ya que habría la misma probabilidad de encontrar información en la red mundial sobre termodinámica que de los Power Rangers.

comunicacion

Si seguimos avanzando hacia el modelo real, tenemos que incluir una nueva realidad a éste: las tendencias. Como tendencia me refiero a la propensión existente a darle mayor importancia a unos temas que a otros, de este modo, la difusión de un tipo de información es más rápida y por tanto es más fácil encontrarla en la red social. En el modelo anterior creado, no existían tendencias porque había la misma propabilidad en cuanto a interes de información, sin embargo no tuvimos en cuenta nuestra propia naturaleza humana. Como seres humanos, caminantes espacio-temporales desde hace unos 35.000 años, podemos decir que es comprensible que tengamos todavía interés en información que pudiera resultar interesante a nuestros antepasados, temas tales como la violencia, el sexo, la alimentación, el clima, tal vez, el arte, entre otros. Por tanto podemos admitir estos temas como más abundantes en nuestra sociedad por el mero hecho de estar ya presentes en nuestra evolución.

Llegados a este punto de modelización veamos algunas adversidades que posee esta estructura de comunicaciones: debemos considerar la mentira como factor importante, ya que gracias a ella se pueden hacer más o menos interesantes algunos temas y modificar las tendencias al incluirse en la red situaciones ficticias como reales o a la inversa, tomar como falsos datos reales. Esto sumado a la gran dificultad, por no decir imposibilidad, de que un miembro concreto de la red sea capaz de comunicarse con el resto de individuos hacen de esta nuestra red un caos bastante permeable a las artimañas artificiales que se puedan crear para dirigir las tendencias de manera voluntaria.

En la actualidad existen numerosos mecanismos y organismos que se encargan de crear y eliminar tendencias. Tal vez esa importante potestad sea una especie de efecto secundario de la inocente necesidad de informar a gran escala, sin embargo, aludiendo al dicho de que el poder corrompe, me parecería de esperar que estas máquinas de la información estuvieran utilizando este poder con el fin de orientar las preferencias informativas y, con ellas la propia personalidad del receptor ya que la realidad que el receptor de la información de medios de comunicación de masas recibe del resto de la red mundial ajena a su campo de conocimiento estará únicamente dibujada por estas empresas. Me refiero, en su mayor parte a los grandes medios de comunicacines de masas: televisión, periódico, radio, internet… y a los que obstentan un gran dominio sobre ellos.

Al igual que los caóticos átomos de la materia son orientados si son sometidos a una intensidad eléctrica dando lugar a una corriente eléctrica, a nosotros como red social nos pasa lo mismo si tomamos las tendencias como si fueran intensidades eléctricas. Quien controle la intensidad eléctrica, controlará la electricidad y podrá tener su casa bien iluminada.

Para ver ejemplos de esto no hay más que leer los periódicos o ver los telediarios, las noticias concretas sobre casos concretos se repiten una y otra vez para darle importancia a temas muy puntuales. Estos casos, que son mayormente sucesos macabros aislados impactan a las familias en los momentos más relajados del día, con las defensas anti-influencias desactivadas, a la hora de comer. En en esos momentos (desayuno, comida y cena) cuando aparecen las escenas de asesinatos, atropellos, violencia de género, pederastia, terrorismo… relacionamos horribles situaciones con el placer de estar en familia comiendo, llegando a resultarnos la horrible situación que aparece en las pantallas de televisión como algo normal que ocurre en aquellas zonas de la red social a las que sólo los periodistas pueden pueden acceder para contarnos con pelos y señales algún suceso.

Lo que sucede con este tipo de difusión de información es dar una idea muy negativa del mundo exterior a las personas que reciben la información. ¡Cuántas veces se nos escapa de la boca la expresión, “Éste mundo está loco”!. No hay pruebas para poder afirmar tal cosa, sólo hay condicionamiento. Lamentáblemente esta creación virtual del mundo no es el único efecto secundario (o primario) de los medios de comunicación de masas. Un problema aún peor es que al aceptar el mundo tal y como nos lo venden, al aceptar el mundo sanguinario y cruel nos vemos afectados y tratamos de adaptarnos al nuevo mundo. Esta adaptación es fruto del miedo que nos meten en la cabeza. De este modo, la comunicación entre los miembros de la red disminuye por temor haciendo que nuestro espacio de conocimiento de la red social mundial sea cada vez más pequeño. Por tanto tenemos que llenar más espacio con lo que nos cuenta la caja tonta hasta llegar a ser verdaderas víctimas de su yugo de fantasía oscura.

mediacontrol

Así pues, estamos inmersos en una rueda en la que sólo perdemos nosotros. Viviendo en un mundo lleno de terroristas en los metros, de pederastas en los colegios, de maltratadores en la habitación de al lado, de crisis en nuestros puestos de trabajo, de guerras en medio mundo, de dictadores, de comunistas y de extraterrestres usurpadores de cerebros.

No he visto más allá del trozo de red social que me corresponde para desmentir lo que aparece en los medios de comunicación y tampoco es mi intención hacerlo. Lo que pretendo es dar a entender nuestro comportamiento ante estas informaciones. Nuestras tendencias fijadas, nuestros pensamientos únicos, nuestros miedos…

Miedos que hacen que ataquemos a la vida consideránda nuestra peor enemiga en esta ilusión de fantasía oscura.

*No creo en la libertad como tal. Sino en una mezcla de influencia externa y la propia naturaleza humana.

aR@Ba

h1

Ríos de tiempo.

noviembre 24, 2008

dali5

Nací en 1989. Recuerdo los momentos de mi infancia, cómo una tarde de juegos podía durar eternidades. De qué manera se sacaba partido al tiempo. Cuando faltaba media vida para que llegase la navidad o el año nuevo. Cuando la imaginación lograba agujerear las paredes temporales y alargaba los días como si fueran de goma. Cuando en el intervalo de una hora se podían empezar y terminar cualquier cosa que me propusiese.

¿Por qué cada vez el tiempo pasa más deprisa? ¿Por qué vivo pensando en lo que sucederá mañana, en los años que quedan para que me saque la carrera, en el tiempo que tiene que transcurrir para que por fín pueda volver a saborear el lento transcurso del tiempo con toda la intensidad de la plena consciencia, en el tiempo que ha pasado hasta ahora…? ¿Por qué el presente se está convirtiendo en una estrecha franja entre dos mundos temporales? Espero que no sea demasiado tarde cuando consiga frenar esta vorágine en mi río de tiempo.

Espero que en un futuro cada vez más cercano pueda solucionar esta lenta sucesión de adversidades.

aR@Ba.

h1

Quintero.

noviembre 8, 2008

olé.

aR@Ba