Archive for the ‘La Historia Permeable’ Category

h1

1.- La fuente.

noviembre 7, 2008

Esto es una historia ficticia por capítulos. Como las antiguas novelas por fascículos.

” Tan carcomida estaba la columna de madera principal que parecía más digno de visitar aquel monasterio por su ilógica estabilidad que por sus claustros renacentistas. Retorcidos pasillos en algún siglo iluminados ahora conducían a sus curiosos visitantes a través de oscuras paredes de piedra y ventanas en las que la maleza del exterior luchaba por acceder al interior, como si la naturaleza reclamara el derecho sobre el recóndito lugar sobre el que se erigía el monumento. La fuente del centro del claustro era demasiado pequeña en comparación con la zona al aire libre sin embargo parecía uno de los elementos menos deteriorados del recinto lo que provocaba que la mayoría de grupos de turistas la ocultaran entre sus cuerpos en tensión, con caras sonrientes mirando a una cámara de fotos.

Tuve que abandonar el aura misteriosa de los soportales para acercarme a la fuente. Parecía de mármol blanco, todavía reluciente, con un plato pequeño por encima de otro mayor conectados con unos pequeños caños ahora obstruidos. Desde la fuente se percibía el aire fresco de la montaña. El monasterio se situaba en la cima de una montaña y bastante alejado de la la mano de la civilización, era algo así como un oasis en medio de la inmensidad de los bosques de pinos, encinas y de colinas escarpadas.

Me apartarté hacia un grupo de turistas arrinconados en una esquina del claustro para no aparecer en una foto que se disponía a sacarse una pareja que se había sentado en la fuente. Al sacar la foto y, en la incómoda posición en la que estaban, no fue de extrañar que se le resbalara la cámara de las manos y fuera a caer en un pequeño canal que formaba parte de una pequeño circuito que dividía la plaza en cuatro sectores. Para desventura de él, por el canal circulaba agua.

El grupo de turistas al que ahora parecía pertenecer estaba contemplando un escudo heráldico tallado en la parte superior de la última columna de los soportales. Había un guía soltando de carrerilla lo que sabía al respecto, mostrando gestos de cansancio y desdén que pasarían desapercibidos para la mayoría de los turistas que se había percatado de la existencia de unos sarcófagos de piedra vacíos que estaban haciendo las veces de bancos. Tampoco yo me había percatado de su existencia ya que parecían salientes naturales de la pared. Lo mismo debió de parecerle a otro grupo de turistas que se disponían a tomarse el tentempié mañanero sentados en ellos. El grupo de turistas despistados con guía aburrido avanzó hacia por los soportales hacia el interior del monasterio.

Había llegado a primera hora de la mañana para asistir a una conferencia e inauguración de una exposición temporal sobre unos manuscritos hallados en unas excavaciones en el propio monasterio un par de meses atrás. Realmente no fue el interés por la materia lo que hizo que me adelantara para acudir al evento sino aquella extraña carta que recibí en mi piso de Madrid después de eliminar como spam los correos electrónicos que me había enviado el mismo nombre que aparecía en el remitente de aquél sobre inesperado.”

Para continuar con la 2ª parte pondré un acertijo. El primero que lo acierte tendrá derecho a elegir el nombre del protagonista. Es que no sé qué nombre ponerle… XD

¿Cómo se llama la Plaza que hay al lado de la calle de la foto?

enigma

Enigma

aR@Ba